martes, 19 de julio de 2016

SECTAS ¿ESTÁS A SALVO DE ELLAS?


"Razonar y convencer, ¡qué difícil, largo y trabajoso!, ¿Sugestionar?, ¡Qué fácil, rápido y barato!” – Santiago Ramón y Cajal.


Las sectas existen desde que hay grupos humanos. Pero fue en los Estados Unidos donde, a lo largo de los años sesenta, comenzaron a proliferar de una forma hasta entonces desconocida. Cruzaron el Atlántico y pasaron a España y resto de Europa poco después. Y, desde entonces, no han dejado de crecer, aunque, al igual que ocurre a nivel internacional, tiende a disminuir el peso de los grandes grupos ya clásicos.

Las alarmas saltan en 1956. Jim Jones, un predicador activista norteamericano, fundó una secta religiosa con el nombre de “Templo del Pueblo”. Estaba integrada en su mayor parte por población negra de bajo nivel socioeconómico. La atracción ejercida sobre sus seguidores respondió a la fuerza de su credo, que era una combinación curiosa de principios fundamentalistas cristianos y una especie de filosofía activista que ofrecía un refugio seguro frente a lo que Jones llamaba hipocresía, racismo y perversidad de este mundo.

En 1974, Jones adquirió unos terrenos en la selva de la Guayana con la intención de fundar una comunidad utópica a la que, de una forma egocéntrica, llamó Jonestown. Los miembros del grupo siguieron a Jim Jones desde Estados Unidos hasta la selva de Guyana, donde, según la doctrina de salvación de su líder, se edificaría en realidad un paraíso en la Tierra, lejos de Estados Unidos y de la sociedad capitalista. 

En noviembre de 1978 viajó a Guyana el congresista estadounidense Leo Ryan, acompañado de periodistas y algunos disidentes de la secta. El motivo del viaje no era otro que visitar e investigar la veracidad de las informaciones que se iban extendiendo acerca de las prácticas que allí se cometían, tales como abusos sexuales a los creyentes, castigos sádicos para mantener la disciplina y que existían guardas armados que impedían a sus seguidores salir libremente de la ciudad. El congresista acabaría siendo asesinado por miembros de la secta por orden de su líder.

En ese momento, Jones, convencido de que las autoridades destruirían su comunidad, reunió a los líderes de la congregación para advertirles que el asesinato del congresista provocaría que las fuerzas del fascismo destruyesen inevitablemente al Templo del Pueblo. Una maniobra para la que tenía respuesta: ordenó ese mismo día el suicidio masivo de todos los integrantes de Jonestown.

El 20 de noviembre de 1978 aparecieron, unos junto a otros, extendidos por el suelo, 913 cadáveres, entre ellos 176 niños, suicidados por cianuro. Aunque, ¿podemos hablar de suicidio? Lo cierto es que los adeptos llegaron a tal estado de dependencia existencial que fueron incapaces de actuar al margen de lo que dictaba su líder. Sus actos no eran consecuencia de un proceso de razonamiento lógico y normalizado de toma de decisiones. Los adeptos entendían que no se estaban suicidando, sino que se estaban salvando. El propio Jim Jones aparecería muerto por una herida de bala en su cabeza presuntamente autoinfligida.

Lavado de cerebro

El éxito de las sectas se edifica fundamentalmente sobre dos procesos que se retroalimentan y apoyan mutuamente. Por una parte, hay una persona, casi siempre, aunque no necesariamente, adolescente o joven, que tiene serios problemas de identidad y que necesita encontrar una nueva. Y, a su vez, existe también un grupo que asegura poseer la verdad absoluta, que es justamente lo que necesita esa persona para solucionar sus problemas de incertidumbre y de identidad. El segundo de los procesos consistirá en la utilización eficaz, por parte de las sectas, de técnicas de persuasión coercitiva también conocidas como “técnicas de lavado de cerebro”. La persuasión coercitiva es “el ejercicio deliberado de una persona o grupo de recurrir al uso de la fuerza para influir en las actitudes o conductas de otros, con el objeto de alcanzar algún fin preestablecido”, explica Rodríguez Carballeira, experto en psicología social. 

Otro psicólogo social, J.A.C Brown, concluyó que tal vez las dos principales bases psicosociales sobre las que se sustenta la eficacia del lavado de cerebro son, por una parte, despojar al individuo de su yo y edificar algo nuevo sobre los cimientos que quedan, y por otra, actuar más sobre el grupo que sobre el individuo. 

¿Cuál es el perfil de un líder sectario?

José Miguel Cuevas Barranquero y Jesús M. Canto Ortiz en su libro ‘Sectas: cómo funcionan, cómo son sus líderes, efectos destructivos y cómo combatirlas’ analizan más de veinticinco líderes sectarios para llegar a un perfil común. Todos ellos presentan los siguientes rasgos: 

Son carismáticos y poseen una gran capacidad de atracción. Son antisociales y tienen rasgos psicopáticos -cosifican a la víctima, manipulan con una capacidad inusual, mienten deliberadamente sin inmutarse y simulan emociones empáticas, al igual que los psicópatas-. Tienen rasgos narcisistas de personalidad, muy subrayados en todos los casos. Todos venden una ‘biografía’ excesivamente utópica, con características poco creíbles o currículos muy extensos poco demostrados. Además, otro rasgo característico, es que exigen a su prole que le adoren. Son considerados, dentro del grupo, personas muy especiales con unas capacidades extraordinarias. En definitiva, un líder llamado a cambiar el orden mundial

Una última característica es que presentan rasgos paranoides de la personalidad, lo que les conduce a ser sumamente desconfiados con todo lo de fuera.

¿Cuál es el perfil de un adepto?

No existe un perfil único de adepto. Las sectas seducen porque despliegan un programa que se presenta sumamente atractivo y prometedor. Aparentemente, ofrecen la oportunidad de satisfacer necesidades vitales como la pertenencia a un grupo basado en la amistad, la fraternidad y la solidaridad. De este modo, la persona que empieza a entrar en contacto con una secta vivirá la sensación de conectar con algo diferente, de ser parte de un proyecto importante, de pertenecer a un grupo o que su vida toma un sentido trascendente

Una verdad irrefutable es que todos podemos llegar a ser captables por una secta. Existen muchas y diversas y todos en alguna medida podemos caer en sus garras. Se mimetizan con los gustos e intereses de las personas, enmascarándose en otro perfil que no es el real. Así, hay sectas de carácter más religioso, místicas, otras más ligadas a lo misterioso, las hay que están relacionadas con lo oculto, filosóficas, filantrópicas... 

Las sectas más ‘extravagantes’.

DEFENSORES DE CRISTO: La más delirante y polifacética.

¿Quién es su líder?

El líder de esta secta es el gijonés Ignacio González de Arriba. Para sus adeptos es el mesías, el Jesucristo encarnado. De hecho sostienen haber realizado un estudio en el que se encuentran “indudables coincidencias” entre la cara de este líder sectario y la de “Jesucristo”.

¿Cuál es su doctrina?

El cristo asturiano decidió levantar su mugriento reino en el norte de México en el año 2010, hasta donde una corte de fervientes seguidores le acompañó. Lo hizo tras estar clínicamente sin vida durante 20 minutos. Los apósteles escogidos por este ‘mesías’ eran polifacéticos, eligiendo a una actriz porno o a una informática como sus principales apoyos. Pagando cien mil dólares, uno podía llegar a ser apóstol. Y con diez mil dólares convertirse en esclavo de por vida ‘donando’ además una parte de sus ingresos. Pagar para ser apóstol iba acompañado de la adquisición de poderes mentales, la capacidad de obrar milagros, el acceso a grandes riquezas y la conversión en un experto en sexualidad, entre otros ‘conocimientos’. 

Usaban muchas técnicas sugestivas e hipnóticas en su adoctrinamiento. Realizaban múltiples cursos virtuales de pseudo ‘psicología’, pseudo-marketing, sexualidad. Las personas que entraban llegaban a confiar tanto en Ignacio que incluso pensaban que éste podía obrar cualquier milagro, incluyendo resucitar a muertos, crear un miembro amputado, generar un nuevo órgano del cuerpo, invocar a los ángeles. O el ‘milagro’ más terrenal de conseguir: crear y disfrutar cientos de orgasmos en una sola relación sexual. 

El mesías prostituía a las mujeres de la comunidad y se enriquecía con distintas actividades ilícitas. Hasta que la policía mexicana registró a finales de enero de 2013 una casa en Nuevo Laredo, en el Estado de Tamaulipas, y liberó a 24 personas que vivían bajo un régimen de esclavitud y de insalubridad extrema. El mesías los hacía dormir en unos cajones de madera de un metro cuadrado con una bacinilla para sus necesidades. Usar el baño estaba prohibido, salvo para él, que fue detenido junto con otros dos hombres. El gijonés pasa ahora sus días en un penal de Matamoros, Tamaulipas.

RAELIANOS: La más histriónica y “mediática”.

¿Quién es su líder?

Es Claude Vorilhon, más conocido como “Rael”. Se dedicó en su juventud al canto, siendo conocido como Claude Celler. Más tarde se centró en el periodismo deportivo, llegando a tener su propia revista sobre el mundo automotor, Auto Pop. Pero Claude Vorilhon es conocido por afirmar que ha experimentado dos encuentros con alienígenas, vivencias que inspiraron su ideología.

¿Cuál es su doctrina?

El Movimiento Raeliano sostiene que unos seres extraterrestres muy avanzados científicamente, llamados Elohim -palabra que aparece en la Biblia original hebrea, erróneamente traducida en el singular Dios-, crearon toda la vida sobre la tierra mediante ingeniería genética (ADN). Según la enseñanza raeliana, una combinación entre la clonación humana y la “transferencia mental” podría, en última instancia, proveer a los humanos del don de la inmortalidad. 

El Movimiento Raeliano tiene además como objetivo construir una Embajada, preferentemente en Jerusalén, para recibir oficialmente a los Elohim en la Tierra. 

¿Le gustaría vivir en el año 3.000, realizar viajes interplanetarios, y vivir para siempre? Pues lo único que tiene que hacer es confiar en ‘Clonaid’, una empresa fundada por la secta de los raelianos en 1997, y pagar la módica cantidad de dinero de 200.000 dólares.

Con múltiples campañas informativas anuales, siempre mediáticas, los raelianos consiguen publicitarse. En 2002, su empresa ‘Clonaid’ anunciaba el nacimiento del primer clon humano: “Eva”, todo un dogma de fe, pues aún no han presentado ninguna prueba de esta clonación. También aseguran vender la máquina de clonar humanos “RMX2010” disponible desde su empresa. En 2009, el líder de los Raelianos, Claude Vorilhon (Rael), anunció que estaban en proceso de clonar a Michael Jackson, según las instrucciones que éste les había dejado en una carta confidencial enviada cuatro meses antes de su muerte.

ANTARÉS DE LUZ: La más esquizofrénica y psicopática.

¿Quién es su líder?

Su líder es Ramón Gustavo Castillo, músico de profesión, quien se cambió de nombre a ‘Antarés’, la estrella más brillante de la constelación de Escorpio.

¿Cuál es su doctrina?

Ramón, el amante de la Nueva Era y del vegetarianismo, empezó a mutar su personalidad y convertirse en un ser oscuro. Su predicción del “cambio de era” en diciembre de 2012 estaba cerca, fecha en la que se desataría la guerra entre “la luz y la oscuridad”. Ramón pasó de ser un profesor entregado, que incluso impartía clases de música gratuitas, a un gurú de los nuevos tiempos que se avecinaban. Así llegó a crear un grupo autoritario donde sus seguidores debían obedecer ciegamente, a riesgo de que la desobediencia pudiera ser castigada con una cruel muerte. 

Espeluznante es el caso que protagonizó Natalia Guerra en esta secta. Colaboró tan ciegamente con las instrucciones de ‘Antarés’, que ya sabía antes del nacimiento del hijo que esperaba, Jesús, que éste sería sacrificado. Con sólo dos días de vida, el menor fue amordazado con cinta de embalaje, para que “no molestara con sus llantos” y delante de los seguidores de Castillo fue arrojado a las llamas. El bebé había nacido de la relación forzada que Natalia mantenía con el líder, y es que la hoguera era el castigo que recaía sobre aquellas que se resistían a mantener relaciones sexuales con él. 

‘Antarés’ apenas comía, pero en cambio, sí consumía ingentes cantidades de drogas alucinógenas, como el peyote, así como hojas de coca y otras drogas en sus particulares rituales. También exigía estos consumos en comunidad, a modo de “rito religioso”. ‘Antarés’, fumado y desequilibrado, decía ser “Dios”, y acabó mostrándose como un dios terrible que amenazaba a todos con los que convivía, un dios vengador, un dios psicópata y asesino. 

Ramón Castillo se convirtió en la persona más buscada por todas las autoridades de Chile. Finalmente fue hallado muerto en una casa abandonada de la ciudad de Cuzco, Perú, el 1 de mayo de 2013 a la edad de 35 años, después de que se ahorcara al verse acorralado por las autoridades de dicho país. Su cadáver se encontraba en perfecto estado, por lo que quedó demostrado que se suicidó. Se encontraron en sus manos y bolsillos hojas de coca seca con las que se alimentaba durante los días que permanecía oculto.

EL PALMAR DE TROYA: La más esquizoide y retrógrada.

¿Quién es su líder?


La Iglesia palmariana fue establecida como grupo en 1975 por Clemente Domínguez Gómez, corredor de seguros de Sevilla, quien declaró haber visto a la Virgen María en las inmediaciones de la pequeña aldea de El Palmar de Troya. Una visión en la que sostuvo que ella le había dado instrucciones de librar a la Iglesia Católica de la herejía y del comunismo

¿Cuál es su doctrina?

Cerrada a cal y canto, la Iglesia Cristiana Palmariana de los Carmelitas de la Santa Faz, inscrita como religión en el registro de entidades religiosas del país, emerge como la “alternativa vaticana”. Anclados aún en la iglesia de El Concilio de Trento, en siglos pasados, cuando la misa se leía en latín, continúan con esa supuesta “alternativa”. No en vano, Clemente, el primer autoproclamado “Papa” palmariano, consideraba que Juan Pablo II era el falso Papa de la Iglesia Católica, un “apóstata, traidor, antipapa, perverso y precursor del Anticristo”. En 1978, de gira por Bogotá, se autoproclamó sucesor de Pablo VI, el Papa católico en aquel momento. 

Franqueados por muros de hormigón de cinco metros de altura que rodean la suntuosa basílica, en una pedanía de Utrera, en Sevilla, “El Palmar de Troya” se convierte en el nuevo Vaticano. Las proporciones de la basílica son desproporcionadas y dan cuenta de las ingentes cantidades de donaciones económicas que recibieron desde múltiples países. Es uno de los grupos más secretos y más cerrados que existen. 

El grupo tiene un santoral muy particular: San Francisco (Franco), San José Antonio (Primo de Rivera) o el mismísimo San Adolfo (Hitler). Sin embargo, el conservadurismo de esta ‘iglesia’ contrasta con la homosexualidad de sus dos primeros ‘papas’. El mismo Clemente parece ser que era conocido como ‘la Voltio’ en los locales de ambiente sevillanos, evidentemente, antes de su posterior papado. 

Enemigos del progreso, el liberalismo y por supuesto, también del comunismo, siguen con sus misas en latín, con sus rituales y liturgias de puertas para dentro y su hermetismo desmedido. 

EDELWEISS: La más surrealista y pedófila.

¿Quién es su líder?

Eduardo González Arenas “Eddy”, antiguo legionario español. Fue condenado repetidas veces por delitos contra la libertad sexual de los menores. Acabó siendo asesinado por uno de sus adeptos en Ibiza.

¿Cuál es su doctrina?

Secta extinta en la que su líder y fundador se autoproclamó Alain y Nazar, príncipe del planeta Delhais, formando una estructura que le proveía víctimas para sus fantasías pedófilas, reclutando a menores de edad a los que convencía de que cumpliendo sus órdenes podrían acompañarlo a un verdadero paraíso. Un paraíso que estaba en otro planeta al que viajarían gracias a él. Eso sí, un planeta “sólo para hombres”. Justificaba sus prácticas pedófilas, iniciando a múltiples menores en sus aberrantes y delirantes prácticas sexuales, empleando toda la parafernalia de manipulación habitual en estos grupos coercitivos. 

Eddie fue condenado a 168 años de cárcel, de los que sólo cumplió seis años. Poco después, parece que el ‘karma’ le jugó una mala pasada. Un joven, una de sus víctimas, lo degolló y provocó su muerte un año después de su puesta en libertad. 

‘Yo jugué con un asesino’ es un libro recientemente publicado por Natalia Cardenas, periodista y escritora, en el que se relata este drama. En él se cuenta la vida de Eduardo González Arenas, alias ‘Eddy’ y la de su asesino, Juanito. 

Desconversión

Aunque difícil, la desconversión no es imposible de conseguir, pues por fuerte que sea la coerción nunca podrá eliminar totalmente la libertad personal. Se puede salir de una secta, y se puede salir de diferentes maneras como indica Rodríguez Carballeira.

Una de las formas de abandonar una secta no es otra que por propia iniciativa. A pesar de que las sectas alcanzan un poder casi absoluto y total sobre sus miembros, un porcentaje importante de sus seguidores llegan a abandonar voluntariamente la secta, aunque la mayoría de ellos lo hacen de forma sigilosa y sin hacerlo público.

De forma voluntaria, pero con apoyo exterior es otra de las vías. Es similar a la anterior, aunque en este caso si reclaman ayuda del exterior. Los ex adeptos necesitan una intensa intervención profesional que incluye la ‘postdesprogramación’, reemergencia de la personalidad presectaria y la integración de la experiencia sectaria en su vida. 

Por expulsión. Tres suelen ser las razones fundamentales de tal medida: la disidencia interna, insubordinación o desobediencia a la autoridad. En definitiva, la ruptura o incumplimiento de las normas establecidas. Otra razón para ser expulsado es por incapacidad. Este último caso se produce cuando la secta entiende que los adeptos ya no pueden cuidar de sí mismos, que entorpecen la labor del grupo o que ya no pueden contribuir al aumento de los recursos de la organización.

Por último, la desconversión puede llegar a través de una desprogramación involuntaria. Hablamos en este caso de individuos altamente persuadibles, que son extraídos de una secta a partir de una determinada argumentación. El problema en estos casos es que siguen siendo persuadibles igualmente a una contraargumentación.

¿Quién lucha contra las sectas en nuestro país?

La Asociación Iberoamericana para la Investigación del Abuso Psicológico (AIIAP) es una asociación profesional especializada en relaciones sectarias, sectas destructivas y otras dinámicas de abuso psicológico.

Esta asociación nace del trabajo conjunto de varios especialistas en abuso psicológico, orientando su actividad a atender, investigar y prevenir dinámicas de abuso psicológico en contextos de grupo. Se puede contactar con ellos a través de su página web http://www.aiiap.org/.

Autor y especialista recomendado

José Miguel Cuevas Barranquero, psicólogo clínico y social. Es profesor del Departamento de Psicología Social de la Universidad de Málaga y psicólogo en el Ayuntamiento de Marbella. Coautor de los libros ‘Sectas: cómo funcionan, cómo son sus líderes, efectos destructivos y cómo combatirlas’ (Ediciones Aljibe 2006) y ‘Abuso psicológico grupal y sectas destructivas (2012)’. Colabora en distintas publicaciones en torno al fenómeno sectas. Sus trabajos e investigaciones sobre determinados grupos sectarios han contribuido a exponer y denunciar las prácticas abusivas de tales organizaciones. Es director de la Revista sobre Manipulación Psicológica Grupal ‘Traspasos’, de publicación semestral, y vicepresidente de la asociación anteriormente mencionada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.