jueves, 15 de noviembre de 2012

LOS INTOCABLES DE ELIOT NESS

Renovarse o morir. Por ello, a pocos días de cumplir ya un año de existencia de 'CrimenyCriminologo', hemos querido ampliar la mirada. Hemos redactado muchas entradas sobre 'Serial Killers', pero no debemos olvidarnos de aquellos policías, investigadores, detectives, criminólogos, etc.. que han perseguido con mayor o menor éxito a los monstruos que han azotado a nuestra sociedad. Y para estrenar la sección, recurriremos al enemigo más implacable del multimillonario mafioso Al Capone. Hablamos del Policía Estadounidense Eliot Ness.

Eliot Ness nació el 19 de abril de 1903 en Chicago, Illinois. Hijo de unos panaderos Noruegos, Ness estudió en la Universidad de Chicago, graduándose en 1925 en las especialidades de Negocios y Derecho. Empezó su carrera como investigador para la Retail Credit Co de Atlanta (Compañía de Crédito Minorista). Se le asignó el territorio de Chicago, donde dirigió las investigaciones de fondo con el propósito de dar información de crédito. Este lector fanático de las aventuras de Sherlock Holmes, regresó a la universidad para tomar un curso en criminología, y obtuvo una maestría en la materia. El tío de Ness, un agente del FBI, le aconsejaría que ingresara en el sistema penal. Eliot Ness, siguiendo los consejos de su tío, ingresaría en 1927 en el Departamento del Tesoro (Gabinete o delegación para administrar el tesoro público de Estados Unidos).

Con la la elección del presidente Herbert Hoover, Andrew Mellon - importante banquero Estadounidense- fue encargado de detener al conocido mafioso Al Capone. Hovver estaba furioso ante los informes que indicaban que el rico gánster evadía fiscalmente la ley y lo implicaban en el tráfico de bebidas alcohólicas. Ness fue escogido para encabezar las operaciones relacionadas con el contrabando de alcohol, apuntando a las cervecerías ilegales y las rutas de suministro de Al Capone. Con la corrupción reinante entre los agentes de policía, Ness examinó los registros de todos los agentes del tesoro para formar un equipo fiable inicialmente de cincuenta, más tarde reducido a quince y finalmente a solamente nueve hombres. Ness rechazó a más de 200 oficiales de policía corruptos. Muchas redadas contra destilerías y cervecerías comenzaron inmediatamente; en menos de seis meses Ness clamaba haber descubierto cervecerías que generaban más de un millón de dólares de ganancias. La principal fuente de información para las redadas era una extensa operación de intervención de teléfonos.

Una tentativa de Al Capone de sobornar a los agentes de Eliot Ness fue aprovechada por el policía como publicidad, obteniendo para su equipo el apodo de "Los Intocables" por parte de los medios de comunicación. Hubo varias tentativas de asesinato sobre Ness y uno de sus amigos íntimos fue asesinado.

El trabajo de Eliot Ness dio sus frutas y finalmente el 17 de octubre de 1931, Al Capone fue condenado a once años de prisión, después de una apelación fracasada, comenzó su sentencia en 1932. Harold Burton, alcalde de Cleveland, finalizada la Ley Seca en 1935, contrató a Eliot Ness como Director de Seguridad Pública. Ness dirigió una campaña para limpiar de corrupción los cuerpos de policía, bomberos y también abordar el juego ilegal y otros entretenimientos. En un periodo de dos años varios policías y oficiales fueron despedidos o retirados, cientos más fueron transferidos a otros distritos donde su corrupción no tenia cabida entre policías honestos. Ness también terminaría, en tan solo dos años, con la mala fama que tenia Cleveland respecto a las muertes en accidentes tráfico. Así esta ciudad americana se convirtió en la segunda ciudad más segura en materia de tráfico.

Pero Cleveland escondía un fantasma denominado 'El asesino del Torso'. Este tenebroso asesino terminaría, entre los meses de septiembre de 1934 y agosto de 1938, con la vida de doce hombres y mujeres, en su mayor parte prostitutas y vagabundos. Decapitaba a las victimas, y en seis casos la cabeza nunca más fue encontrada. El celebre policía, a partir del hallazgo del cuarto cuerpo despedazado, se involucró de lleno en la labor. Se ofreció un millón de dolares a quienes aportasen datos aptos para capturar al homicida, por entonces el término "Asesino Serial" aún no se conocía. Eliot Ness expuso a su parecer que el criminal debía ser un hombre alto y fuerte que poseía un coche y probablemente era propietario de una casa donde podía trocear y disponer de los cadáveres sin ser molestado.




El hijo de una de las familias ricas de Cleveland cayó bajo la sospecha de Ness. Un pervertido, que conocía el área del Roaring Third. Ness le hizo una prueba con del detector de mentiras, que indicaba que el hombre mentía, pero antes de poder arrestarlo, el sospechoso entraría en un manicomio voluntariamente. Una persona legalmente demente no podía ser arrestada. Ness comenzaría a recibir cartas anónimas, con la firma 'Tu némesis paranoica'. Dos torsos más serian encontrados cerca de la oficina de Ness, como si el asesino se estuviese riendo del celebre policía. La presión política exigió la acción de cualquier forma. Eliot Ness ordenó prender fuego a un asentamiento de desocupados emplazados en la zona y que los vagabundos fuesen arrestados. Aunque Ness dijo que la zona era peligrosa, extraoficialmente lo que buscaba era eliminar posibles victimas. 

El afamado policía dimitiría en 1942 como Director de Seguridad Publica de Cleveland, después de un supuesto accidente de coche. Se dice que había conducido bajo la influencia del alcohol. Eliot Ness se postuló sin éxito para alcalde de Cleveland en 1947, al perder se hundió en la oscuridad. Ness, insólitamente, terminaría sus días adicto al alcohol pese a haber sido acérrimo enemigo de los traficantes durante los años de la depresión. Eliot Ness falleció el 16 de mayo de 1957 de un infarto, a los 54 años, cinco meses antes de la publicación de 'Los intocables'. 

'El asesino del Torso' seria el último caso de Eliot Ness. Un caso que nunca lograría cerrar oficialmente. El fantasma de Kingsbury Run, como también se le conocía a 'Torso', fue el único que se le escapo a este celebre policía que se hizo más famoso muerto que vivo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.