miércoles, 21 de marzo de 2012

DE AL QAEDA A LOS 'TIGRES DE ARKAN'.

DISPOSITIVO POLICIAL TOULOUSE
Ayer en este mismo rincón escribíamos sobre 'El asesino de la moto', tal y como ya se comenzaba a conocer en Toulouse al asesino de siete personas en los últimos días. A este propósito, desde 'crimenycriminologo' nos preguntábamos si nos encontrábamos ante el nacimiento de un asesino en serie francés. Hoy desayunábamos con una buena noticia y es que la policía francesa tiene acorralado al autor de los atentados de Toulouse y Montauban. De este modo, la pregunta que nos hacíamos ayer ya tiene respuesta y hoy sabemos ya que no hablamos de un asesino en serie y de sus crueles asesinatos, sino de un terrorista y sus atentados. Mohamed Merah, tiene 24 años, es francés de origen argelino y muy radical, según indica la prensa. Mohamed fue localizado en una casa a escasos tres kilómetros del colegio judío Ozar Hatorah, lugar en el que perpetró el último atentado.

Al intentar entrar en su domicilio, los agentes fueron recibidos con disparos, resultando heridos tres de ellos. A través de la puerta, el terrorista ha explicado que mató a los tres paracaidistas para "denunciar la presencia del ejército francés en Afganistán" y realizó la matanza en el colegio judío para "vengar a los niños palestinos". Mohamed, que aún sigue atrincherado en su domicilio, ha indicado que se entregara por la tarde. Por su perfil psicológico, existe cierto miedo a que escoja una solución suicida y pueda llegar a inmolarse.

Los investigadores habrían identificado al terrorista a través de la dirección IP del ordenador de su hermano, que también ha sido detenido. Con ese ordenador contactó para la compra de una moto, con el primero de los militares asesinados. 

BÚSQUEDA DE HUESOS RIÓ MANZANARES
De Toulouse saltamos a Madrid y de Al Qaeda a los 'Tigres de Arkan', y es que este grupo paramilitar serbio, cuyo jefe y algunos de sus sicarios fueron detenidos recientemente en Valencia, se habría desecho en el 2009 de restos óseos de un cuerpo humano en el rió Manzanares. Y sí, hablamos de restos óseos debido a que la prensa informa que lo mataron a martillazos para descuartizarlo y comerse, según informan, partes de la víctima. Así mismo destrozarían pruebas ayudándose de una máquina tritutadora hasta que ésta se atascó. Y ante la imposibilidad de triturar todos los restos, decidieron arrojarlos al río Manzanares en Madrid, donde se podrían haber encontrado ya numerosos huesos que se comenzaran a analizar para ver si corresponden con la victima.

La víctima seria de origen serbio, como los autores y habría sufrido tal atrocidad debido a que lo acusaban de haber delatado al grupo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.