jueves, 9 de febrero de 2012

CÁRTELES, CORRUPCIÓN Y LA DESAPARICION DE SILVIA STEPHANIE SÁNCHEZ VIESCA ORTIZ.

Sin lugar a dudas, esta entrada podría tratarse de una de esas películas que se ruedan en los estudios de Hollywood sobre temas tan escabrosos como la corrupción, los cárteles, drogas, desapariciones, etc. Sin ir mas lejos, podríamos detenernos en una película de Denzel Washington, 'El fuego de la venganza', en la que el ganador de dos Oscar´s interpreta a un guardaespaldas de una niña en México que es secuestrada. Pero como siempre hemos mantenido desde este rincón, la realidad siempre supera la ficción. La dura realidad esta vez golpearía a la familia Sánchez Viesca Ortiz.

En crimenycriminologo traspasamos las fronteras y nos trasladamos hasta la ciudad de Torreón Coahuila en Mexico. Volamos de la mano de Silvia Elida Ortiz Solis con el fin de hacernos eco de la desaparición de su hija, Silvia Stephanie Sánchez Viesca.



Torreón es una ciudad mexicana del estado de Coahuila, ubicada al norte del país. Es una de las urbes más jóvenes de México, pues celebró cien años en 2007. En conjunto con otras ciudades del estado de Coahuila y de Durango forman la llamada Comarca Lagunera.

El 5 de Noviembre de 2004, la joven Silvia de 16 años de edad se dirigía como cada mañana al colegio, regresando a su hogar a la hora de la comida y dándose prisa, como siempre, para no llegar tarde a las actividades extraescolares de carácter deportivo que realizaba. Aquel día, Silvia terminaría sus actividades más tarde de lo habitual a causa de un torneo que había jugado en un colegio distinto al suyo. Desde allí, y tras haber conversado durante unos minutos con algunos compañeros, la joven se subiría en un bus dirección a la calle 27 donde residía su amiga Nancy, a la que iba a visitar. A su llegada, la madre de su amiga le comunicaría que esta no se encontraba en casa, advirtiendo a la joven que se estaba haciendo tarde y preguntándola si le daría tiempo a coger el bus. Silvia con un gesto afirmativo como respuesta puso rumbo hacia aquella parada que se alejaba a escasos trescientos metros de la residencia de su amiga. Cubrió el camino bajo la atenta mirada de la madre de Nancy durante ochenta metros. (Hasta que Silvia llegó a la calle 28 y Avenida Matamoros). Se desconoce que ocurriría en los doscientos veinte metros restantes. Lo que sí se sabe es que Silvia nunca acabaría subiéndose a aquel bus.


 La intranquilidad comenzaría pocas horas después a apoderarse de la casa de la familia de Silvia al comprobar que no acababa de llegar. En ese momento, su familia comenzaría una búsqueda que aún perdura.

El primer de los pasos que dio la familia fue el de ponerse en contacto con la madre de Nancy, la última persona de la que se tenía constancia que se había encontrado con su hija. Le contó lo sucedido y les dirigió a aquella parada hacia la que vio andar a la desaparecida. Una indagación que condujo al padre de Silvia a la terminal de autocares para preguntar a los conductores, que realizan el recorrido que debía haber cogido Silvia, si habían visto a su hija. Estos la reconocerían como cliente habitual, pero negaron a su vez haberla visto subir aquella noche al autocar.

Denunciada la desaparición, la investigación policial se centraría en los mencionados escasos trescientos metros desde la casa de Nancy, amiga de Silvia y la parada de bus. Los perros seguirían el rastro de la joven hasta perder el mismo, concluyendo los investigadores que podría deberse a que Silvia hubiese sido introducida en una furgoneta.

El tiempo corría en contra de la familia. Y la desgracia estaría a punto de golpearla nuevamente. El día 20 de noviembre, otro hijo de la familia fue seguido por un tipo, pero esta vez el joven consiguió dar aviso a las autoridades para que éstos, tras una persecución, consiguiesen detener a Jesús Ramón Ruelas García ' El Moyo' o 'El chuyin', sobrino de los hermanos Rodolfo y Concepción García Vargas, apodados 'El Rudy' y 'La Cony' , respectivamente. Cabecillas de una familia de contrabandistas que presuntamente facilitó la entrada al cártel de 'Los Zetas' (grupo criminal de sicarios integrado por ex militares) a Torreón con la complicidad del Grupo Antisecuestros de Coahuila, según relatan los periódicos locales.

Días después, 'El Moyo' quedaría en libertad al no hallarse pruebas por el intento de secuestro.

La investigación en torno a la desaparición de Silvia Stephanie continuaría y la familia de la menor desaparecida se toparía con una sorpresa. La noche en la que la menor desapareció, en la esquina, frente a la casa de Nancy, la amiga de Silvia, se estaría realizando la inauguración del bar 'Club Fox'. Este club pertenecería al citado Rodolfo Garcia Vargas 'El Rudy'. Un hombre cuya hermana tenía fama por su presunta dedicación a la explotación de mujeres para locales de baile. Se da la circunstancia además que varios testigos confirmaron que a la puerta de aquel establecimiento se encontraban varias furgonetas desconocidas en el vecindario.

Un mes después de la desaparición, el 5 de diciembre, la familia Sanchez Viesca Ortiz recibiría una llamada de un hombre llamado Armando, quien le aseguraba que 'El Moyo' se había llevado a Silvia a la frontera norte del país, sin saber con exactitud donde. Más allá de dar una primera pista sobre el posible paradero de su hijo, esta llamada supondría la primera prueba hacia la implicación de 'El Moyo' en tal desaparición.

Sin embargo, y aunque todos los indicios señalaban directamente a 'El Moyo' como presunto culpable, los investigadores nunca lo han acabado por relacionar del todo con la desaparición de la menor. Y el tiempo pasa. Más de siete años. E incluso muchos de los presuntos implicados ya han fallecido, caso de 'El Rudy', asesinado en Ciudad de México. De este modo, aunque la investigación sigue abierta, todo invita a pensar a la familia que las autoridades la tienen más que olvidada.

Ante los indicios mostrados de que Silvia Stephanie Sanchez Viesca Ortiz haya sido victima de una red de trafico de personas y tomando como referencia los datos de la llamada telefónica de Armando, indicando que 'El Moyo' se la hubiese llevado a la frontera norte del país, no seria del todo descabellado pensar que la joven se podría encontrar por el estado de Texas (EE.UU). En este caso, se torna verdaderamente importante la difusión de la foto de Silvia para que sea cual sea su paradero vuelva pronto con su familia.

Desde crimenycriminologo queremos agradecer a Silvia Elida Ortiz Solis el relato de tan dolorosa desaparición de su hija. Sólo esperamos que con esta entrada, sólo una gota en el océano, se pueda dar a conocer este caso y esta película, que por desgracia no es de ficción, tenga un final feliz.


9 comentarios:

silvia elida ortiz solis dijo...

GRACIAS POR SU ENORME APOYO QUE DIOS LES BENDIGA

Anónimo dijo...

Nunca pierdan la fe en Dios pronto regresará a casa Dios es Muy grande.

Anónimo dijo...

DIos nuestro Señor, permita que se termine este calvario!!

Anónimo dijo...

q pena tan grande pero tenga mucha fe en Dios el nunca nos abandona yd e todo corazon deseo que aparezca su niña un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Me parece muy interesante y es una lastima que las autoridades se queden con los brazos cruzados. Mis repetos para la famiilia de esta muchacha porque nunca an perdido la esperanza de encontrarla.

Anónimo dijo...

No se porque pero siempre me he interesado mucho por este caso. Espero de verdad que la encuentren bien. Bendiciones para la familia

Anónimo dijo...

todos decimos lo mismo pero ya llegara la recompensa para esta señora que ha luchado tanto por su hija dios le permita vivir la enorme felicidad de volver a abrasarla y a esta niña que la cuide todo es posible. podemos ayudar con una oracion para ellas 2

Anónimo dijo...

Entre mas difícil es la prueba, mas glorioso es el triunfo!!!
Dios calme sus corazones y mis oraciones para ustedes!!!

Guillermina Hernandez dijo...

Yo estoy en la misma situacion que usted, y se lo que es no saber nada de un pedazo de corazon, y saber que la justicia es una reberenda cochinada ya que uno les da pelos y señales y no hacen nada solo nos queda pedirle a Dios nuestro señor cuide de ellas y que no de la dicha de volver a verlas y abrazarlas, Dios nos bendiga y que a ellas no las desampare ni un momento.

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.