lunes, 13 de febrero de 2012

ALFONSO EGEA "NO ME DUELE RECONOCER QUE HE LLORADO EN LA INTIMIDAD CON ALGÚN CASO"

Pone voz a los asuntos más truculentos de la actualidad en España. Su rostro está ligado a historias tan sobrecogedoras como el asesinato de Marta del Castillo o la desaparición de los hijos de José Bretón. Cada mañana se pone delante de las cámaras de Espejo Público de Antena3 para desmenuzar con rigurosidad y sencillez sucesos difíciles de abordar. Es Alfonso Egea, coordinador de la sección de investigación y sucesos del exitoso programa de actualidad que conduce Susanna Griso.

Antes de afrontar la difícil tarea de informar puntualmente de cada nuevo detalle de una historia o conseguir que millones de espectadores se familiaricen con complejos términos psicológicos o jurídicos, Alfonso Egea pasó por todas las trincheras periodísticas de la mano de una emisora municipal de Murcia en sus inicios, Onda Cero, la Opinión de Murcia, Europa FM y Diario de Valencia, hasta que se inició en el mundo televisivo en el programa 'En directo desde la calle', en Valencia TeVe. En 2001 fue cuando su rumbo profesional se centraría en la crónica negra incorporándose al equipo de sucesos del programa 'Historias de hoy' y siendo reportero jefe de reportajes de la revista 'Así son las cosas'. Su labor como colaborador en calidad de periodista de investigación y sucesos se ha desarrollado también en diversos programas de televisión tanto nacionales como autonómicos hasta llegar a 'Espejo Público'. Es coautor a su vez de los libros 'Asesinos' y 'Condenado a muerte'. También ha publicado 'Hay chicos malos. El caso Marta del Castillo'.

Éste es Alfonso Egea, el protagonista hoy de una nueva entrevista en CrimenyCriminólogo.


- Dicen que el periodismo es vocacional. ¿Es su caso?

Sin duda, pero eso es algo que yo personalmente tardé en entender. Yo iba para abogado o profesor pero un día entendí que lo que me gustaba era escribir historias, contar historias… cuando pasan unos años haciéndolo y disfrutándolo como el primer día entiendes que es imposible verte haciendo otra cosa.

- Usted comenzó su carrera en el periodismo dedicándose a temas totalmente distintos al de sucesos ¿Qué temas eran esos? Cuéntenos su trayectoria.


Radio fórmula, Política local y luego provincial, entretenimiento, informativos puros y duros… como casi todo el mundo que conozco he hecho casi de todo en la profesión… hasta que un día me encontré haciendo un día y otro lo mismo, algo muy parecido a lo que hago ahora en esencia, algo que me apasiona.

- Usted ha mencionado en alguna ocasión que la investigación de sucesos no se elige..... ella te escoge ¿Como le escogió a usted? ¿Responde a su meta profesional o le quedan campos por explorar?


Trabajaba en un periódico local de Valencia. Me encargaba de la información referente a las Cortes Valencianas. Un día hubo un tiroteo y la redacción estaba prácticamente vacía, así que me mandaron a cubrirlo… y ya no hubo marcha atrás. ¿Metas? Marcarse metas es marcarse límites y esta es una de esas profesiones que no tiene límites.

- ¿Periodista de sucesos? o ¿Periodista de investigación de sucesos?


¿Son lo mismo? No… aunque puede ser las dos cosas a la vez… El periodista de sucesos te da la crónica del sucedido. Qué ha pasado, dónde, en qué circunstancias… el investigador de sucesos trata de contestar el resto de incógnitas… por qué ha pasado, cuáles son las claves…

- ¿Qué casos han sido los más duros de contar?


Siempre, siempre,siempre aquellos en los que hay niños de por medio. Se hace muy complicado mantener la ecuanimidad con determinadas personas que hacen daño a los niños… a veces resulta imposible.

- ¿En qué suceso usted se ha sentido más implicado?


Creo que conforme avanza la trayectoria de un profesional es más injusto atribuirle más importancia a un caso, ya que de esa manera y de forma involuntaria se la estás restando a otros. Por ejemplo, si te respondiera Marta del Castillo no te sorprendería, está en boca de todos, ¿no es así? Pero si te dijera Beatriz Agredano o Rosana Martota… cada caso se lleva un trozito de los periodistas que los investigan

- Desde un punto de vista periodístico, ¿usted cree que los sucesos venden?¿A qué se debe que últimamente tengan tanto auge estos temas?


Quisiera sustituir el término venden por interés, y éste permanece intacto desde que el mundo es mundo sobre lo que le puede suceder a personas como nosotros que viven sus vidas de forma anónima hasta que irrumpen de forma abrupta en los titulares. Creo que el interés además ha crecido en la medida en que lo ha hecho el género y sus profesionales. Ya no nos conformamos ,con contar, queremos saber, saberlo todo, para contarlo todo, y el espectador está mucho más formado para entenderlo todo.

- ¿Cómo aborda a la familia que esta viviendo momentos duros para hacerles preguntas sobre el suceso?


Con el respeto que implica la peor situación que se pueda imaginar. Ellos no te conocen ni tu a ellos y hay que hacer las presentaciones en el peor momento de sus vidas. Si eres capaz de transmitir una intención real y sincera de querer ayudar ellos sabrán apreciarlo.

- Probablemente sea una de las ramas del periodismo más difíciles de tratar por los sentimientos propios que un profesional puede volcar en una historia cuando la conoce, ¿no?


Sin duda. Las implicaciones personales con las profesionales son inevitables. No me duele reconocer que he llorado y sufrido con algunos casos, pero por muy duro que me resulte decirlo, eso siempre ha ocurrido en la intimidad. Nada hará jamás que quiebre ni un instante la objetividad a la que mi trabajo me obliga, sea esta objetividad objeto de crítica o alabanza, da igual, es nuestro derecho y nuestra obligación como periodistas.

- Suelen decir que los periodistas valen más por lo que callan que por lo que cuentan. ¿Ha tenido que callarse muchas cosas usted? Desde fuera se intuye que puede haber una 'guerra' entre lo que ustedes averiguan y quieren contar y lo que la policía o los jueces les permiten o aconsejan contar. ¿Es así?


Siempre un silencio es más valorado que una noticia, eso seguro, pero yo no hablaría de guerra. Creo que hemos llegado a una suerte de entente cordiale por la cual periodistas, policías, jueces, fiscales y abogados tratamos de ayudarnos y alimentarnos los unos de los otros.

- Usted ha escrito junto a Nacho Abad un libro sobre Asesinos ¿Cuál de estos monstruos fue el que más le impacto o más interés le suscito?


No puedo hablar por Nacho, pero a mí sin duda, uno de los criminales que más me sorprendió y lo sigue haciendo desde la cárcel es Tony Alexander King… mató a dos niñas y vio como una inocente fue condenada por ello y sin pestañear siguió con su vida

- ¿Cómo vive un periodista el 'nacimiento"periodístico' de un Asesinos en Serie?


Con miedo, con incertidumbre y humildad. Miedo por lo que significa que un semejante decida quién vive y quien muere, incertidumbre por no saber si le podrán parar los pies y humildad porque te das cuenta de que cuando crees que lo has visto todo siempre llega alguien para enseñarte una nueva lección de crueldad… repasad el caso de Joan Vila, el celador de Olot, y aplicar las 3 reglas

- Usted ha sido coautor de varios libros con otro periodista de investigación de sucesos como es Nacho Abab ¿Amigos literarios y rivales en la parrilla televisiva?


Nacho es un excelente profesional que cada día obliga a dar el máximo para mantener la competencia.

- Usted ha seguido muy de cerca el caso de Marta del Castillo, incluso ha escrito un libro sobre el citado tema ¿Qué opina usted de la sentencia? ¿Qué cree usted que fallo durante la investigación?


Primero regreso a una de las anteriores respuestas. Objetividad. Y además máximo respeto a los jueces que han redactado la sentencia. Hablar de fallos se me haría eterno, así que ahí dejo esta reflexión: ¿en qué se parece la investigación del crimen de Marta al caso que se nos ha querido vender? Aquí uno que se ha leído todo el sumario del caso y varias veces la sentencia os dice que no se parecen en nada.

- Hay muchas desapariciones que no tienen la misma cobertura mediática que otras ¿A qué se debe?


A nada especial y a todo. Las características de la víctima, de los sospechosos, su círculo de amigos, la actividad mediática de los padres y familiares, la agenda informativa… creo que no hay una sólo explicación

- En nuestra entrevista a la asociación sosdesaparecidos, hablan de la importancia de difundir la desaparición, pero igualmente destacan la importancia de hacer lo mismo cuando la personan aparece para sellar el caso. ¿Vende mas la desaparición misteriosa que la aparición?


Los que dice SOS Desaparecidos es correctísimo y en la medida que podemos siempre tratamos de difundir ambos hechos

- Otro caso actual es el de los niños desaparecidos de Córdoba, Ruth y José Bretón.¿Cómo ve usted el caso? ¿Qué opina de José Bretón?


Ufffffff….. esta es de nota. Puede que nos encontremos ante un caso que haga tambalear las convicciones a investigadores y periodistas. Con respecto a José Bretón podríamos hablar horas, pero sirvan dos reflexiones: las pruebas demuestran que no cuenta la verdad y ningún padre antes se ha comportado como él en su misma situación… ¿es por eso culpable? No lo sé, y eso es lo que hace de este caso algo tan especial.

- Y para concluir. ¿Qué opinión le merece la criminología? ¿Considera que puede ser para un periodista una materia a manejar?


Sin duda es una de las disciplinas más completas e interesantes que ahora mismo se puede estudiar y considero su conocimiento, aun superficial, elemento clave para desarrollar mi trabajo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.