lunes, 2 de enero de 2012

LA CÁMARA DE GAS.


La cámara de gas surgió en Norteamérica en 1924. La idea fue introducida por el Mayor D.A. Turner de los Cuerpos Médicos del Ejército de Estados Unidos como "la manera más rápida y humana para llevar a un ser humano a la muerte".

Muchos Estados buscaban una alternativa a la silla eléctrica, ya que ésta tenía muy mala fama. Los gases utilizados en la Primera Guerra Mundial dieron ideas y el elegido finalmente fue el gas de cianuro, muy volátil, y que se obtiene mezclando ácido clorhídrico con cristales de cianuro potásico. La aspiración de emanaciones de ácido cianhídrico fue calificada como "método más humano, suave y privado".

Se trataba de una cámara herméticamentre cerrada y blindada para evitar que el gas pudiera salir al exterior. De forma circular, cuadrada u octogonal, estaba rodeada de una barandilla para separarla de los testigos que presenciaban oficialmente la ejecución. En el centro de esta cámara se situaba la silla en la que el reo era sujetado con correas de cuero. Bien iluminada por luz fluorescente, desde el exterior los testigos podían presenciar la ejecución a través de gruesos cristales transparentes.



Debajo y junto a la silla había un dispositivo para la producción del gas letal. En un pequeño armario, una caja de estaño contenía ácido sulfúrico y otra cianuro potásico. El encargado de la ejecución llenaba un recipiente con 86 onzas del ácido sulfúrico y cogía 17 onzas de cianuro en pastillas o bolas de forma aovada que envolvía cuidadosamente en una bolsa de tela. El ácido sulfúrico discurría por unos tubos situados bajo la silla. Desde fuera de la cámara, por medio de unos brazos mecánicos similares a los empleados en los laboratorios donde se manejan sustancias radioactivas, se colocaba el cianuro sobre el ácido, bajo la silla.

El reo penetraba en la cámara con su escolta. Se le sujetaba a la silla y se le cubría la cabeza y la cara con una especie de máscara preparada para que le llegasen los gases letales más intensamente. Se fijaba un estetoscopio sobre el hemitórax izquierdo del reo. El médico de la prisión estaba a la escucha en el otro extremo, para determinar el momento de la muerte. Una vez salían los ayudantes y se cerraba herméticamente la puerta de la cámara en presencia del Alcaide de la prisión y de los testigos.

A una señal del Alcaide, un funcionario de prisiones tiraba de una palanca que accionaba el brazo mecánico que sostenía las píldoras de cianuro potásico. Estas caían en el ácido sulfúrico y al ponerse en contacto ambas substancias, se producía el gas cianhídrico que ascendía desde la parte baja de la silla y era respirado por el reo. En 10 o 20 segundos el gas adquería su máxima concentración. Tras unas breves contorsiones, el reo perdía el conocimiento, la cabeza caía de lado y se producía una intensa sialorrea que salía al exterior.

El médico controlaba desde fuera el latido del corazón. En algunos casos se detenían después de un minuto, pero en la mayoría tardaba hasta 10 minutos e incluso más. Entonces, el médico declaraba muerto al condenado.

Unos extractores situados en el techo vaciaban la cámara del gas mortal, tras lo cual era retirado el cuerpo. En algunas prisiones había dos sillas en el interior de la cámara de gas para ejecutar simultáneamente a dos reos.

La cámara de gas fue utilizada por primera vez el 8 de Febrero de 1924 para la ejecución del asesino Gee Jon en la prisión de Nevada. El condenado tardó 10 minutos en morir.

California es el Estado propietario de la más célebre cámara de gas, la de la prisión de San Quintín.  

La última ejecución llevada a cabo por este método fue en el estado de Arizona en 1999, el alemán Walter LeGrand, de 37 años, moriría tras 18 minutos de agonía. LeGrand antes de que la puerta de la cámara de gas se cerrase, pidió que le dejasen pronunciar unas últimas palabras, y dirigió su mirada a la familia del banquero que mató hace 17 años durante el asalto a un banco: "Os perdono a todos, y espero que se me perdone a mí en mi próxima vida. Deseo paz para las personas a las que quiero".







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.