viernes, 2 de diciembre de 2011

PRISIÓN DE HALDENS, NORUEGA (DEL JUZGADO AL HOTEL)

La prisión de Haldens, situada en Noruega, fue diseñada por el arquitecto Erik Moller, la misma tiene capacidad para 252 reclusos, recibiendo los primeros de ellos el 1 de Marzo de 2010, pero siendo oficialmente inaugurada el 8 de Abril por el Rey Noruego Harald V.

Llevó 10 años construir Halden Prison, y con un costo de 23 millones de dólares, es la segunda cárcel más grande de Noruega. Violadores, asesinos y ladrones tienen cuartos en-suite con una pequeña nevera, televisión de pantalla plana y ventanas sin rejas.

Noruega tiene una tasa de criminalidad muy baja, y su población carcelaria actual es de 3.300 o 69 cada 100.000 ciudadanos, además su sistema penitenciario es progresista enfocado a la recuperación de los criminales y no al castigo.


Según la filosofía humanista del sistema penal de Noruega, los ambientes represivos en las prisiones no funcionan y creen que el trato humano y hospitalario de los prisioneros mejora sus posibilidades de rehabilitación.

Estudios realizados en diferentes países sobre la reincidencia, han probado que el modelo noruego funciona, y que solo reinciden el 20% de los convictos en un periodo de dos años después de ser puestos en libertad.


La prision Halden cuenta cada 12-15 celdas con una cocina de alta gama y áreas de descanso con mesas de café. El artista noruego Dolk pintó un mural por más de un millón de dólares, que muestra a un prisionero usando un grillete en lanzamiento de bola.

Entre sus instalaciones hay un estudio de grabación, un jardín, 250 celdas de unos siete metros cuadrados con su propio baño y televisiones de plasma, las autoridades dicen que los televisores más elegantes ocupan menos espacio para que los internos no puedan ocultar las drogas y otros contrabandos. Ofrece también la posibilidad de montar a caballo o escalar sus muros por deporte y cuenta con un bosque de 75 hectáreas en el que los presos pueden hacer ejercicio.

Halden trata de evitar el diseño institucional. El exterior de la prisión no es de cemento si no de ladrillo a la vista, acero galvanizado y alerce.

En esta prision podria ser recluido el "asesino de Oslo" Anders Behring Breivik, autor confeso de los ataques del 22 de julio pasado en Noruega, siempre y cuando no termine en un psiquiátrico de por vida.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.